Sobre Alicia

Estoy preparada e ilusionada por seguir escribiendo un nuevo capítulo profesional en este 2021. A continuación te comparto mi historia.

Con apenas diecisiete años colaboraba en una televisión local de Tenerife. Todo comenzó cuando acompañaba a mi familia a las pruebas de competición de mis hermanos.

Cada fin de semana acudíamos a un circuito durante horas y horas -por cierto, reconozco que aquello no me gustaba nada-, pero vi la oportunidad de reconvertir aquellos momentos familiares en algo que fuera provechoso para mí.

Empecé a colaborar en un espacio de televisión informando sobre los resultados deportivos del fin de semana. Luego, en esa misma televisión, pasé a participar en programas de entretenimiento, en especiales de verano y carnavales.

Desde niña, cuando veía la televisión con mi abuela, me fijaba en los presentadores y en los programas porque todo aquello me resultaba apasionante. Lo cierto es que desde el mismo momento en que empecé a conocer en la práctica los medios, tuve claro que yo quería estudiar la carrera universitaria de Periodismo.

Por circunstancias personales, al principio tuve que matricularme en otra carrera universitaria (Historia del Arte) pero al final logré lo que realmente quería.

No había tiempo que perder, sino tiempo para aprovechar al máximo. Por eso, en Madrid, mientras estudiaba Periodismo en la Universidad San Pablo CEU, colaboraba en el programa radiofónico casi todos los viernes en Cita con Pilar de RNE, dirigido por la periodista canaria Pilar Socorro.

Los veranos los aprovechaba para colaborar en medios de comunicación, porque quería seguir conociendo la profesión y seguir aprendiendo (en Antena 3 Televisión y Televisión Española en el Canal 24H). Una vez obtuve la licenciatura, comencé a trabajar en Telemadrid, después en la agencia Europa Press y luego volví a Televisión Española en el centro de producción de Tenerife.

Nunca me ha parado nada, con paso firme y esfuerzo siempre. Metro-tren-bus y aviones los fines de semana. 100km diarios para llegar a mi puesto de trabajo cuando trabajaba en la televisión autonómica de Castilla La Mancha, y a dos mil kilómetros de mi hogar. Quería trabajar en lo mío y lo acepté por mis inquietudes profesionales.  Al mes me ofrecieron coordinar una sección.

Y por el sueño de conseguir una plaza fija en TVE, me trasladé a una isla menor (de 20.000 habitantes) al aprovechar la oportunidad de ocupar una plaza de informadora en interinidad y más tarde oposité en una promoción interna, aunque no logré la plaza. Al final de la etapa me llevé una mochila con una experiencia excepcional en el terreno personal, además del profesional.

No sólo he desarrollado mi carrera profesional en el medio televisivo, también he estado inmersa en la labor de consultoría de comunicación y en los últimos años he sido responsable de contenidos de un diario digital.

Partiendo de un folio en blanco, en tres meses y medio diseñé e implementé el manual de estilo del medio; logré crear secciones, planificar y elaborar los contenidos de una plataforma digital nueva. Seleccioné colaboradores y dirigí a un equipo de redacción durante tres años y medio.

Me considero una profesional muy inquieta y con muchas ganas de hacer cosas nuevas.

Por eso, he abogado en el 2020 por la reinvención del oficio. En este arranque del 2021 me estoy inspirando en todo lo que mueve la comunicación empresarial, los negocios digitales, la innovación en todos sus vértices (empresarial, educativo y humano).

Por otro lado, me siento muy sensibilizada con las buenas prácticas por parte de las organizaciones, por lo que estoy formándome además en Responsabilidad Social Corporativa.